Preguntas frecuentes

1.- ¿Desde qué edad se debe estimular a un bebé?

 

  Desde que sus sentidos pueden percibir información y esta capacidad está presente desde la semana siete de gestación. La experiencia sensoperceptiva implica comunicación, interacción, relación y por lo tanto, relaciones afectivas y de vínculo. Hay técnicas específicas basadas en una metodología aceptada científicamente para potenciar el neurodesarrollo del bebé intrauterino. Contáctame y te explico mi dinámica de trabajo para que comiences oportunamente a maximizar las capacidades de tu hij@.

 

 2.- ¿Después que nace un bebé, ¿desde qué edad recomiendas hacer estimulación?

 

   Alrededor de la semana seis de haber nacido, ya las madres han tenido ese tiempo de acoplamiento entre el bebe y ellas, en todo lo relacionado con esas nuevas experiencias para ambos y es entonces cuando es ideal tener la Valoración del Neurodesarrollo y un Plan específico para el bebé, basado en su propia historia y en su perfil de desarrollo. Sin embargo, es necesario aclarar que, si los padres desean antes de este tiempo tener la atención del especialista, es excelente. 

 

3.- Si mi bebé nació prematuro, ¿Se considera importante la Valoración del Neurodesarrollo?

 

   Si, siempre que ha habido antecedentes de riesgos, por prematuridad, embarazo múltiple (mellizos, trillizos, etc.), complicación al momento de nacer, restricción de crecimiento, preeclampsia, diabetes gestacional y todo lo que se considera un riesgo en la salud fetal, tiene indicación de Valoración del Neurodesarrollo en las primeras semanas de haber nacido y antes del mes tres.

 

4.- Mi bebé de 3 meses aún no logra sostener su cabeza, ¿qué debo hacer?

 

   Una cita de Valoración y un Plan de Intervención, dado que el sostén cefálico es el punto de partida de todo el desarrollo neuromotor y se consolida en el mes tres; si no está presentándolo puede haber una alteración de tono muscular, hipotonía o bajo tono. Se debe evaluar el área sensoperceptiva, dado que también se ve alterada por la falta de control cefálico; al igual que el sistema vestibular y propioceptivo. 

 

5.- Mi bebé de 4 meses no abre sus manos y mantiene su pulgar adentro.

 

   La expresión en puño con inclusión de pulgar, es una muestra de alteración de tono muscular, de hipertonicidad o aumento de tono en la zona superior de su cuerpo y debe tener la asistencia de un especialista en neurodesarrollo para que le pueda apoyar con ejercicios específicos y evitar complicaciones más adelante, como no lograr alcanzar y manipular objetos, la adquisición de habilidades motoras y de coordinación ojo-mano.

 

6.- Mi bebé tiene 10 meses y no gatea, ¿me debo preocupar? ¿Es importante que lo logre?

 

    No es necesario preocuparse, pero si ocuparse, dado que el gateo es una habilidad neuromotora resultante de un desarrollo madurativo que enlaza varios puntos importantes como la consolidación de habilidades como los giros, el sentado, respuestas de balance, la presencia del Reflejo del Paracaídas, la fuerza y dominio de la parte superior de su cuerpo, y la flexión de pelvis. 

 

    ¡Si, es muy importante que lo logre! ¡El gateo es la única etapa del desarrollo que tu hijo no puede saltarse! Porque entre otros, integra habilidades que brinda cada hemisferio cerebral.

Utiliza los dos lados de su cuerpo coordinadamente.

Desarrolla su visión y pasa de la visión monocular a la duocular, hasta llegar a la binocular. 

Desarrolla su coordinación óculo-manual (lo que ve y manipula) y el nervio visomotor.

Relaciona directamente las fibras visuales, auditivas, los nervios óculo-motores, el reflejo postural, tono y músculos.

Logra el nivel de conducta indicado por la mielinización del sistema nervioso.

 

7.- Mi bebé ya comenzó a caminar, pero lo hace en puntas y se cae constantemente. ¿Necesita un plan de ejercicios o se le va a quitar solo?

 

     Caminar es un proceso que va perfeccionándose con el tiempo, es natural que inicien con apoyos en la parte inferior del pie, exterior o en ocasiones en punta; es necesario aclarar también que si notas elementos que se suman como cierta torpeza, que no es ocasional sino que siempre lo hace en puntas o algún otro aspecto del desarrollo que te llame la atención, es bueno descartar con una valoración del neurodesarrollo para asegurarse de que todo va bien y si hubiera algunos aspectos del tono muscular o de su sistema de equilibrio y/o propioceptivo, con ejercicios específicos se supera la dificultad temporal y todo marcha en armonía.  

 

8.- Cómo saber si mi bebé necesita de su consulta? 

 

     El 16 % de los niños presenta algún trastorno del Neurodesarrollo. Solo el 40 % se detecta antes de la escolarización. Esta estadística indica que debe hacerse en todos los niños y que realmente debería ser un derecho de todos. La AAP, Academia Americana de Pediatría, indica que debe haber una Evaluación del Neurodesarrollo a los 9 meses, 18 meses y 30 meses de edad.

 

9.- Mi bebé de 15 meses no logra guardar objetos pequeños, se le dificulta ensartar cuentas y hace movimientos aún muy bruscos. ¿Se necesita trabajar o se le va a pasar solo en la medida que crece?

 

      Hacia los doce y quince meses, el niño alcanza una refinada prensión con las yemas de los dedos índice, medio y pulgar con mejor dominio de la manipulación adaptándose al peso y al tamaño del objeto. 

       Estas habilidades no vienen sólo de la mano, si no que se une a habilidades de integración en la coordinación de los dos lados del cuerpo, la activación de los sentidos y la organización de sus respuestas, llevando a relacionarlo con el área cognitiva. Al contrario de pasar en la medida que crece, va a complicar más la relación entre los distintos sistemas y las consecuencias se irán marcando severamente. 

       Debe haber la intervención del especialista y un plan dirigido a superar el problema.

 

10.- Mi hijo de 2 años no sigue instrucciones y no atiende por mucho tiempo.

 

       La percepción, la atención y la memoria, son procesos básicos cognitivos.

 La percepción se logra a través de los distintos receptores sensoriales y estas señales llegan al cerebro donde son organizadas y captadas gracias a la atención, que produce una respuesta selectiva y que luego, permite evocar en otro momento. 

 

        Sobre estos procesos básicos se establecen los procesos cognitivos superiores, que son el lenguaje, el pensamiento y la inteligencia. 

 

        Por ello es tan importante la correcta y adecuada atención e intervención temprana, poder tratarlas cuanto antes y superarlas. 

 

11.- ¿Mi hijo de casi 4 años tiene mal agarre del lápiz, en su consulta atiende este problema?

 

     Si, luego de hacer una Valoración, diseño los ejercicios y estrategias específicas para el trabajo neuromuscular que necesita para superar la dificultad presente. Y no debes esperar más tiempo ni confiarte en correctores para el agarre del lápiz, no va a superarlo hasta que no haya intervención. Además, es muy importante dejar una huella positiva en el niño, ya que la escritura es una habilidad de gran exigencia en la edad escolar y le acompañará toda la vida.

 

12.- Dicen que todos los niños son diferentes y que finalmente harán todo lo que les corresponde hacer, más tarde o más temprano. ¿Cierto?

 

    Absolutamente falso. Esa expresión ha hecho mucho daño. Si hemos de considerarla, debe ser como respeto al temperamento de cada niño para aplicar las distintas estrategias y formas de aprendizaje, eso si es absolutamente cierto y respetuoso. Pero lo otro es excusar, es esconder signos de alarma que indican la necesidad de la intervención de un especialista. Además, hay ventanas o periodos sensibles en el neurodesarrollo, momentos críticos y que, si no se aprovechan adecuadamente, tiene sus repercusiones más adelante en el desarrollo del niño.