top of page

Consumo de alcohol durante el embarazo. Mi alerta, recomendación y análisis


Hola queridos padres, escribo este artículo para abordar un tema muy importante y debatido en la sociedad. Es para mí una prioridad que estés informad@, y así puedas tomar tus propias decisiones.


¿Sabías que los Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal ( TEAF), abarcan un grupo completo de problemas de defectos del nacimiento y discapacidades intelectuales?


Es por esto que una madre embarazada no debe consumir una gota de alcohol. Si lo haces, no habrá tiempo de arrepentimientos y pondrías en riesgo la salud fetal y el neurodesarrollo de tu hijo intrauterino.


He observado en ocasiones, en alguna reunión social, que otras personas le dicen a la mamá embarazada que no hay problema y que tome alcohol. Socialmente pareciera que la inducen y la presionan a que la consuma licor.


Pero más impactante es cuando he escuchado que incluso los argumentos son que los médicos tratantes obstetras les dicen que, no hay nada de malo en que tomen alguna copa.


¿Has eschuchado la frase “una copa no hace nada”?

Es una expresión que he escuchado muchas veces, pero la verdad es que una copa de alcochol puede hacer muchísimo daño a tu bebé, no solo en el aspecto cognitivo y neurológico, también en su salud física, emocional y psíquica.


A continuación te mostraré algunos datos reseñados por la Academia Americana de Pediatría en su página web:


En el diagnóstico del síndrome alcohólico fetal, hay algunas anormalidades faciales, así como problemas de crecimiento o del sistema nervioso central. Estos niños pueden sufrir de:


• Discapacidades intelectuales.

• Problemas de conducta o de aprendizaje.

• Alteraciones de los nervios o del cerebro.

• Deterioro (disfunción) de las funciones neurocognitivas, de autorregulación y adaptación.


Además, la Academia Americana de Pediatría reseña los defectos de nacimiento relacionados con el alcohol, ya que los niños presentan problemas relacionados con la formación y funcionamiento de sus órganos, incluyendo:


• Corazón.

• Riñón.

• Huesos (posiblemente la espina dorsal o columna).

• Audición.

• Visión.


No consumas alcohol durante el embarazo


Ya habrá tiempo para celebraciones, para brindar, para tomar ese trago que te gusta. En serio, tienes toda la vida, solo son 9 meses en los que puedes tomar vino sin alcohol (hay muchísimas opciones en el mercado) pero no arriesgues la salud de tu bebé. Puedes brindar con bebidas sin alcohol, celebrar en cualquier ocasión que se presente y todos felices, sanos y a salvo.


Es necesario que sepas que:


  1. No hay un tipo de alcohol que se pueda consumir en el embarazo y que sea menos dañino.

  2. No hay una etapa del embarazo en la que si puedas tomar alcohol sin tener riesgos.

  3. No hay una cantidad específica que puedas consumir sin que implique riesgos.


Sé que muchas veces la presión social influye ante estas situaciones, pero ahora que vas a ser mamá, debes afianzar tus propios criterios y tener argumentos valiosos para ti.


Los demás no van a criar a tu bebé, ni van a estar contigo si hubiera problemas. Simplemente aprende a decir, ¡no!


Y si el tema es más psicológico, puedes tomar en tu copa bellísima y fina, ese vino espectacular sin alcohol. Te sentirás en medio del grupo bien, en la misma onda, y tú y tu bebé están completamente a salvo de consecuencias por el alcohol.


Hay riesgos sobre los que no tienes el control. Pueden rodearte circunstancias mientras estás gestando a tu hijo, sobre las que no tienes el control, pero la decisión de consumir o no alcohol, si te pertenece y depende de ti. Sobre esa decición y ese riesgo, si tienes el control.


Si tienes alguna duda en relación a este u otros temas te invito a agendar un cita online personalizada.


Puedes continuar leyendo más artículos de neurodesarrollo infantil en mi Blog, o visitar mi canal de YouTube para seguir informándote.






Commenti


bottom of page